miércoles


Y me prometías al oído que me ibas a cantar todas las melodías del mar y que ibas a juntar todos los recuerdos grabados en la arena. "No nos hagamos problema nena; que somos comos dos niños jugando con el destino de la vida, y nos queda tanto de este elixir para saborear" me dijiste entre sonrisas... Y nos dejamos llevar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario